Pablo Corral Vega El pueblo de Chalt√©n « pablocorralvega.com

El pueblo de Chaltén

Mario Vargas Llosa

All√≠ abajo, a la derecha, en esas casitas blancas que parecen copos de nieve al pie de la monta√Īa, vivimos nosotros, las mujeres y los hombres del pueblo de Chalt√©n.¬† No se nos ve, por supuesto.¬† Nosotros somos insignificantes, invisibles, comparados a esas cordilleras de nieves eternas, cumbres filudas, abismos vertiginosos, torrentes y cascadas atronadoras que nos rodean.

Aqu√≠ el ser humano casi no cuenta, porque lo enaniza y borra la Naturaleza.¬† Una Naturaleza que hay que escribir con may√ļscula para destacar lo imponente y majestuosa que es, lo brav√≠a e ind√≥mita que se conserva, a pesar de que hace diez mil a√Īos que aparecieron los seres humanos por aqu√≠, tratando de domesticarla.¬† No lo hemos conseguido todav√≠a.¬† ¬ŅQui√©n podr√≠a vencer a estas monta√Īas?¬† Lo m√°s que hemos logrado es coexistir con ellas, guard√°ndoles el respeto debido y no arriesg√°ndonos a desafiarlas, porque ellas ganan siempre.¬† La prueba es que ah√≠ siguen, desde el principio de los tiempos, intangibles, y, en cambio, incontables culturas y pueblos que florecieron en sus valles y altiplanicies, han desaparecido, muchos de ellos sin dejar huella.

En Chalt√©n todos somos gentes modernas y civilizadas.¬† Pero, sin embargo, la cercan√≠a de estas monta√Īas nos inspira un respeto y una inquietud que pueden llamarse religiosos.¬† No paganos, ni pante√≠stas, ni id√≥latras.¬† Sino religiosos, en el sentido m√°s elevado y profundo de la palabra: un temblor espiritual, una preocupaci√≥n por el m√°s all√°..¬† Estas monta√Īas alt√≠simas que perforan las nubes, que desaf√≠an al cielo, llenan el esp√≠ritu de inquietud y de una misteriosa melancol√≠a, nos elevan a un mundo m√°s inmaterial y menos pasajero que este en el que vivimos.¬† Por eso, debe ser cierto que los grandes m√≠sticos vivieron casi siempre en las alturas, que incitan a volar, aunque sea nada m√°s que con la fantas√≠a.

Pero, no s√≥lo la inquietud religiosa se desarrolla en un paisaje como el nuestro.¬† Tambi√©n, el sentido est√©tico de las personas.¬† ¬ŅQui√©n ser√≠a insensible a un espect√°culo como el que ofrecen, al amanecer y en el crep√ļsculo, estas monta√Īas?¬† Aqu√≠ no necesitamos fuegos artificiales, porque la Naturaleza nos los ofrece gratis, todos los d√≠as.¬† Es un espect√°culo que jam√°s se repite.¬† Llueve, nieve o brille el sol, cubran las nubes el cielo o resplandezcan en √©l las estrellas, siempre ofrece un semblante distinto, una tonalidad, un matiz nuevos.¬† Por eso, aunque el nuestro sea un pueblo peque√Īito y lleno de dificultades, estamos orgullosos de Chalt√©n.¬† ¬ŅC√≥mo no lo estar√≠amos si, cotejado con lo que vemos aqu√≠, todo el resto del mundo parece feo?

Share

Etiquetas: , ,