Australia

Las planicies del centro de Australia son un abismo horizontal. Los ojos no pueden viajar más que unos metros en el continente plano, y sólo encuentran respiro en la inmensidad del cielo.