Andes

Cuando uno se sube a estas cumbres se ve a la distancia unos montes mucho más altos, unos montes rodeados de selva, imposibles de escalar, terribles y misteriosos.